La microbiota intestinal

Nuestro organismo contiene millones de microorganismo beneficiosos en diferentes sistemas y estos microorganismos son imprescindibles para que podemos mantener la vida. Por este motivo, se empieza a considerar a la microbiota un órgano más.

Según el lugar de nuestro cuerpo dónde se encuentren estos microorganismos se distinguen un tipo de microbiota u otra ya que su composición no es la misma y se las denomina según ese lugar.

Las diferentes microbiotas son: intestinal, vaginal, urinaria, respiratoria, cutánea y la ORL que comprende la boca, las orejas y la garganta.

La microbiota intestinal son los microorganismo vivos que residen en la superficie de nuestro intestino. Cuando nacemos nuestro intestino está estéril y después de nacer adquirimos nuestra microbiota intestinal que procede de nuestra madre y de nuestro entorno.

¿Cuál es su composición?

Esta formada bacterias, hongos, virus, parásitos y arqueas que conviven en armonía en nuestro tubo digestivo. Todos estos microorganismos que forman la microbiota intestinal tienen una interrelación entre ellos. La mayor cantidad de bacterias están en el colon, al final del tubo digestivo.

Esta población de microorganismos actúa de forma activa en nuestra salud con un papel importante en nuestra nutrición, en el desarrollo de nuestro organismo y en el desarrollo de nuestro sistema inmunitario.

La microbiota intestinal es un indicador de salud. Cuando la composición de la microbiota tiene más bacterias beneficiosas y está equilibrada se denomina eubiosis. Este equilibrio se relaciona con un buen estado de salud.

Cuando la composición de la microbiota está alterada tiene una mayor presencia de microorganismos oportunistas y nocivos, se denomina disbiosis y puede dar lugar a problemas de salud.

Funciones de la microbiota intestinal

La microbiota intestinal interviene en funciones del metabolismo y de la nutrición.

Produce energía, vitaminas e interviene en la absorción del hierro y del calcio a nivel del colon.

También sintetiza neurotransmisores con los que se comunica con el cerebro a través de señales de las células intestinales o enterocitos y el sistema nervioso entérico. Existe una comunicación a través del eje intestino-cerebro-microbiota.

Tiene un importante papel en:

  • el sistema inmunitario regulando su respuesta,
  • el sistema metabólico con una actividad similar a la del hígado,
  • a nivel hormonal,
  • en el desarrollo del cerebro,
  • y en la protección de nuestra salud al evitar que microorganismos patógenos colonicen nuestro intestino.

¿Cómo tener una microbiota intestinal sana?

Es fundamental tener un estilo de vida saludable. Para conseguir este estilo de vida con hábitos saludables hay que prestar atención a la dieta, a nuestro descanso y calidad del sueño, al ejercicio físico y a nuestro control emocional, especialmente al control del estrés.

La dieta tiene una acción directa sobre la microbiota. Es necesario tener una dieta variada rica en verduras, hortalizas y frutas que proporcionen vitaminas, minerales, fibra y agua. Y también es necesario un aporte de aminoácidos esenciales.

Se debe consumir poco o nada de alimentos ultraprocesados, alcohol y grasas poliinsaturadas. Y limitar el consumo de carnes rojas.

Es recomendables añadir a nuestra dieta alimentos ricos en prebióticos y probióticos. Si es necesario se puede tomar un complemento para equilibrar y reponer una microbiota alterada.

Por otro lado, es fundamental tener un control del estrés mantenido en el tiempo porque este tipo de estréses el perjudicial. Hay que procurar disminuirlo al máximo o mejor eliminarlo de nuestra vida, lo antes posible.

Para ello nos pueden ayudar técnicas de relajación, realizar ejercicio físico y dedicarnos tiempo a actividades de ocio.

Loreto Serrano

Loreto Serrano
Farmacéutica
Coach de salud y desarrollo personal

{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.singularReviewCountLabel }}
{{ reviewsTotal }}{{ options.labels.pluralReviewCountLabel }}
{{ options.labels.newReviewButton }}
{{ userData.canReview.message }}

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.